Usted está aquí

Ibrahim Maalouf

La trompeta se niega a soltar protagonismo en el mundo del jazz, en esta ocasión nos trae un joven trompetista franco-libanés, que además es pianista, arreglista y compositor, y que ha logrado poner en primer plano la cultura del medio oriente.

Nacido en Beirut en el año de 1980 en el seno de una familia de artistas e intelectuales, Ibrahim Maalouf es hijo del trompetista Nassim Maalouf y de la pianista Nada Maalouf, sobrino del escritor Amin Maalouf, nieto de Rushdi Maalouf, periodista, poeta y musicólogo. Gracias a este círculo familiar lleno de talento,  heredó y desarrolló el gusto por la música y las artes a temprana edad. Maalouf posee grandes y muy peculiares atributos como trompetista, al parecer es el único en el mundo en usar una trompeta muy especial de cuatro tonos para interpretar música de corte arabesco. Esta inusual trompeta se le atribuye a una invención de su padre en los años sesenta. Su sonido se podría decir que es muy del medio oriente, usando escalas y modos de corte menor armónico, donde incorpora una técnica improvisativa muy jazzística al estilo de Miles Davis y Erik Truffaz, con un toque suave y muy melodioso, que a pesar de contar también con una técnica heredada de sus estudios de música clásica, no suele ser muy rítmico, sino más bien melódico. 

 El estilo musical por donde se maneja es primordialmente jazz, pero encontramos fusiones bien logradas de funk y rock progresivo, se podría decir que es una trompeta “jazzy árabe progresiva”. Se suele acompañar de un ensamble de músicos con una alineación de batería, bajo eléctrico, guitarra y piano eléctrico. En sus conciertos encontramos distintas sonoridades, desde muy frenéticas con un jazz bebop, pasando por el groove del funky, más la fuerza y virtuosismo del rock progresivo, sin embargo, siempre hay una parte más meditativa, más mística en sus conciertos a la que le gusta llamar “oración universal”.

Su historia comienza al exiliarse en Francia con su familia cuando era pequeño, al huir de la guerra civil libanesa. Creció en un barrio a las afueras de Paris, donde estudio matemáticas, acto que no es extraño, tomando en cuenta la estrecha relación entre las matemáticas y la música. Sus primeros acercamientos ya más serios con la música fueron a los siete años, a través de las lecciones de trompeta que le impartía su padre, que lo adiestró primeramente en la técnica y los sonidos y modos árabes de raíz de su cultura, para después meterse de lleno en estudiar la técnica del mundo clásico, con repertorio barroco principalmente, para así poder instruirse en el mundo moderno del jazz y la improvisación.

Con la ayuda de la trompeta de cuartos de tono que su padre invento, pudo interpretar con más facilidad los “makams”, música antigua tradicional árabe.  Su iniciación fue con la trompeta picolo, y ya desde los nueve años acompañaba a su padre a dúo en giras por Europa y por el Oriente Medio con un repertorio barroco de Vivaldi, Purcell, Albinoni, etc,  así fue adquiriendo experiencia y reconocimiento rápidamente. A la edad de 15 años cuando estaba interpretando un concierto con una orquesta de cámara el Segundo Concierto de Brandeburgo de Bach, logró captar la atención de varios agentes musicales, ya que esta obra es considerada como una de las más difíciles para la trompeta.

Así, convencido de su talento, decidió cambiar sus estudios matemáticos por estudios más avanzados en música, ingresando al Conservatorio Nacional con influencia Regional, donde aprobó todas las pruebas para formase profesionalmente durante cinco años. En paralelo, Ibrahim se presenta a concursos nacionales, europeos e internacionales de trompeta con el fin de descubrir lo máximo del repertorio para trompeta y desarrollar su técnica.

Desde temprana edad Maalouf también mostró dotes como compositor. A la edad de 19 años formó su primera banda llamada Farah, mostrando composiciones con su estilo peculiar, un tipo de jazz oriental, acompañado de percusiones árabes más el ensamble típico de jazz. Ibrahim compone también para varias formaciones clásicas. Una de sus obras mayores para trompeta y orquesta fue creada para el festival Printemps de Bourges. 

Ibrahim Maaluof ha sido premiado por en varios concursos alrededor del mundo, como el primer premio en el Concurso Internacional de Trompeta en Pilisvörösvár (Hungría) en 2001, el primer premio en el National Trumpet Competition (Washington DC) y el segundo premio ex æquo en el famoso Concours International de la Ville de Paris,Maurice André en 2003, uno de los concursos más importantes del mundo. También fue invitado para representar a Francia durante la conferencia de ITG (International Trumpet Guild) que reúne todos los años a trompetistas de todo el mundo para conciertos y clases magistrales.

Es un gran colaborador que ha compartido su talento y música con varios artistas como: Sting, Amadou y MariamMatthieu Chedid y Lhasa de Sela, quien le abre la puerta hacia el mundo electro. Sus colaboraciones con cantantes de pop y de rock le dan a descubrir otros colores además del jazz, del clásico y de la música árabe, abriéndole un camino más extenso para acercarse hacia músicas de otra índole, componiendo música fresca y orientada a un universo más actual. Su última gran colaboración es con su amigo, el cantante Vincent Delerm, quien le pide acompañarle en su gira para el disco Les Piqûres d’araignées. También es  profesor de improvisación  para todos los instrumentistas de postgrado en el Conservatorio Régional de París bajo la Educación Superior del Sector Paris-Boulogne.

En 2006 creó su propio sello para producir sus álbumes, pero recientemente también para producir otros proyectos y artistas, a la que bautizo Mi'ster Producciones. Así decide grabar su primer disco en 2007, colocándolo en las marquesinas de los mejores festivales de jazz del mundo. Cuenta con cuatro discos más de estudio de gran calidad. Sus materiales son un verdadero éxito que le han permitido colocarse durante varios meses por delante de las ventas del jazz en Francia. Además participó en un documental llamado Souffle, realizado por Christophe Trahand, donde muestra el origen de su música, relacionada con la cultura libanesa y de cómo lleva exilio a flor de piel.

Ibrahim Maalouf es un gran músico que posee juventud, virtuosismo y un claro amor por sus raíces que fundió en las estéticas de su música, que lo han llevado a pisar numeroso escenarios por el mundo, mostrando las bellas melodías de su trompeta especial que evocan paisajes del desierto arábico, llenos de matices exóticos en una mezcla que sin duda es progresiva y actual.   

Reseña: 

Illusions (2013)

Quinto disco en su carrera, donde Ibrahim Maalouf regresa con un sabor más eléctrico. Es muy diferente a sus antecesores y su cubierta parece marcar la pauta, donde aparece Maalouf con un traje blanco, camisa de color turquesa brillante y zapatos de oro, rodeado de lo que parecen ser una especie de versión burlesca de los músicos de la banda de Prince. Seguramente hay algo irónico pasando por el álbum. En él retrata la vida de hombres y mujeres en el mundo moderno como él lo ve, con todas las insatisfacciones, engaños, dilemas y compromisos que se interponen en su camino. La música hace uso de tres trompetas (más la suya) y teclados que proporcionan texturas que a menudo estallan como el neón por encima de una sección rítmica de jazz-funk-disco. Ibrahim recibió el premio de la categoría de World Music en los Grammy 2014. 

Diachronism (2009)

Disco doble que contó con la participación especial de: Adnan Jubran, -M-, Jacky Terrasson y Lollibob (un rapero de la costa oeste de EU, inventado por Ibrahim e interpretado por él con un cierto sarcasmo) y con Sting en “If on a winter's night”. 

Wind (2012)

En este álbum presentó a su New York Quintet y su nueva alienación: Mark Turner (sax) y Clarence Penn (batería). Un disco avocado al jazz más acústico, con el cual recibió el reconocimiento púbico y que le ha llevado a recibir varios premios, entre ellos uno de la UNESCO, que le da el título de "Artista joven”. Tras haber trabajado para el diálogo entre el mundo árabe y occidental.

Estamos en redes ¿ nos sigues ?