Usted está aquí

Entrevistas

Hace casi treinta años, un grupo de músicos venezolanos comenzó a tocar ska como muchas bandas de la época. Un género nacido de la mezcla del jazz y el calypso y que poco a poco se convertiría en sello indiscutible del mestizaje latinoamericano. A casi tres décadas de haber iniciado su trayectoria, Desorden Público nos regala parte de su historia, sus visiones y su trabajo. Señoras y señores, con ustedes Desorden Público.
Los ingredientes son muchos y muy dispares, desde hip-hop, latino o música balcánica, hasta el rebético más genuino; eclecticismo sería la mejor palabra para definir su plato, Imam Baildi, pero el resultado es tan bueno que no sería justo limitarse a decir eso. Con nombre de plato tradicional turco, los hermanos Falireas y sus otros seis compañeros emprendieron este viaje gastronómico-musical en el que la variedad no falta, como tampoco lo hacen el buen rollo ni la calidad.
Rock y sociedad a través de la historia de la Maldita Vecindad
Desde las más profundas cavernas donde vivía el hombre Neandertal, aparecieron hacia 2006 cuatro hombres primitivos más. Estos no se comunicaban más que por sonidos onomatopéyicos, podían utilizar alguna palabra que otra, pero nunca por su significado, siempre por la musicalidad de sus fonemas.
Corre el año de 1995 sobre los rincones milongueros de Montevideo, Uruguay. La escena rocanrolera en esta parte del planeta muestra cierto letargo, cierta comodidad, y mucho de lo que se escucha proviene del país vecino, Argentina. La tarde del 24 de diciembre, en la acera del bar El Tigre, un grupo de amigos se presentan por primera vez ante el público de la Ciudad de México, ávido de nuevos sonidos. Su fuerza sorprende, su alegría contagia, su crítica lleva a la reflexión. Hace casi veinte años que comenzó la trayectoria de una de las más grandes bandas que Uruguay ha dado al rock latino: La Vela Puerca, quienes comparten hoy, con Acidconga, parte de su recorrido.
"El flamenco es una cultura, una manera de vivir, de pensar, de cocinar, de cantar, bailar, tocar... siempre ha existido y existirá porque las nuevas generaciones están involucradas y arraigadas en esta cultura."
Formación de Brooklyn que intenta revivir un peculiar sonido amazónico llamado chicha que se hizo popular en el Perú de finales de los sesenta.
Entre los Huicholes el maraakame es el cantor, el médico, el vidente, el chamán. Guía de los peregrinos, caminante de caminos y portador de sueños. Pero también es un trío de jazz fusión de la Ciudad de México que con su tercer disco de estudio, En el ombligo de la luna, reinterpretan sonidos de la tradición indígena mexicana devolviendo a la música ese poder mágico al que siempre estuvo vinculada desde los albores de la humanidad.
Todas las culturas del mundo han tenido sus profetas: mensajeros que llevan la palabra de Dios a los mortales, los intermediarios perfectos para conectar lo que hacemos con lo que no comprendemos, iluminados que con su voz nos revelan los más profundos secretos del espíritu humano. Acá y allá han tenido sus nombres distintos, sus particulares conductas y sus persecusiones. Pero ha sido siempre uno, aplaudido por muchos y abucheado por otros. EL profeta. Pero qué si no hablamos de uno, qué si superamos el puñado y convertimos en profeta a toda una cultura.

Páginas

Estamos en redes ¿ nos sigues ?