Usted está aquí

Bulgaria: Folklore con Armonía

Imagen de luis

Entramos en Bulgaria, el último de los países de nuestro recorrido euroasiático que pertenecen íntegramente a Europa; limita al sur con Turquía y con Grecia a través de la región compartida de Tracia. En el este tiene costa en el Mar Negro que es interior, al cual se accede desde el mediterráneo por el estrecho del Bósforo en Estambul. En el norte hace frontera con Rumania a través de río Danubio, y en el oeste limita con Serbia y Macedonia, con la cual además comparte la región histórica homónima de la cual ya hemos hablado en un Blog anterior. 

Bulgaria se puede considerar el país de los Balcanes por excelencia ya que es allí donde se encuentra la Cordillera de los Balcanes llamada Stara Planina, que da nombre a toda la región.

 

Como curiosidad es también el país que dio Origen al Alfabeto Cirílico, inventado por Cirilio y Metodio en el siglo IX, misioneros del Imperio Bizantino. Basado en el alfabeto griego pero adaptado a la sonoridad de los idiomas eslavos, este alfabeto se utiliza en Bulgaria, Macedonia, Serbia, Montenegro, Rusia, Bielorrusia, Ucrania… todos ellos países de herencia bizantina y lengua eslava con religión mayoritaria Cristiana Ortodoxa

 

Folklore

Si hablamos de la música búlgara, lo que antes nos viene a la mente son los fabulosos coros de El Misterio de las Voces Búlgaras, y aunque parezca una música completamente folclórica hay que señalar que los coros polifónicos son composiciones corales modernas muy sofisticadas con muchos ornamentos, basadas en los cantos tradicionales de los pueblos que las mujeres cantaban. Cada cantante propone un tema de su región que se graba y se pasa a los compositores los cuales añaden una serie de arreglos y armonías que cantan el resto de las integrantes del coro. Siempre la cantante que propone el tema de su región es la que hace de solista para preservar el estilo genuino.

Este mismo concepto se puede aplicar a al folklore búlgaro en general: Es un tipo de música que suena  bucólica y rural, que utiliza de una forma muy virtuosa gran parte de los instrumentos típicos de la región, pero a su a vez va acompañado por grandes orquestas que armonizan la música de una forma muy contemporánea y le confieren una enorme complejidad. Hay numerosos Ensembles Nacionales de música y danza con larga tradición desde el final de la segunda guerra mundial siguiendo el modelo soviético de la época. Entre ellos fue muy famoso el Ensemble Nacional de Música Folklorica y Danzas liderado por Philip Koutev, pionero en la forma de componer y arreglar la música búlgara

Otro gran conjunto es el Ensamble Pirin del sur del país

En su origen el folklore búlgaro no llevaba armonía, a lo sumo un bordón realizado por la Gaida, no obstante, posteriormente se comenzó a cantar a dos o tres voces añadiendo un tipo de armonía que a los oídos occidentales suena disonante: La intención inicial era emular el sonido de las campanas. En las montañas de Pirin en el suroeste del país, se llega incluso a cantar dos melodías simultáneas, con dos voces cada una, y diferentes textos. Este tipo de canto suele estar más asociado a las mujeres, aunque los hombres también lo realizan de una forma menos compleja

Entre los instrumentos, la Gaita en los montes Rodope al sur del país, llamada Kaba Gaida, tiene un mayor y una sonoridad muy potente, se toca para acompañar danza o cantos, y también a varias voces que puede llegar a una agrupación de 100 Gaitas como muestra el siguiente video

 

El kaval búlgaro se ha desarrollado de una forma muy virtuosa, inicialmente una flauta de pastores, hoy en día está compuesta por tres piezas ensambladas de madera, la del medio tiene ocho agujeros, y la última cuatro más que definen la tonalidad, de la vieja escuela, un gran hay grandes virtuosos como Nikola Ganchev

 

Teodossi Spasov, gran virtuso del Kaval, ha fusionado la música tradicional con el jazz, la música contemporánea, realizando también bandas sonoras para el cine

 

La Gadulka, de la familia de los Rebab, es otro instrumento muy importante en el folklore Búlgaro, con tres o cuatro cuerdas principales y hasta nueve cuerdas simpáticas, se toca en posición vertical apoyándolo contra el torso, con una técnica bastante compleja, Mihail Marinov es un gran intérprete clásico

 

La Tambura, de la familia del laúd, completa el cuadro de los instrumentos indispensable en el folklore Búlgaro, sobre todo en el sur del país. Con el cuerpo en forma de pera y largo mástil con cuerdas metálicas, puede realizar tanto un rol rítmico y armónico de acompañamiento como pasar a primer plano siendo instrumento solista.

Valeri Dimchev es un gran intérprete de la ciudad de Blagoevbrad en el sureste del país, que combina la tambura con otros instrumentos como el piano

 

La parte rítmica la realiza el Tapan, y en el sur especialmente en la región de Pirin la Tarambuka o Darbuka.

Más adelante, como en el resto de los Balcanes, a finales del S XIX, se introdujo el acordeón, el violín y el clarinete que fueron desplazando en algunos casos a los instrumentos tradicionales, sobre todo en las urbes. A su vez, el acordeón se sustituye por el teclado más fácil de amplificar.

 

Ritmos

Otro factor a tener en cuenta en la música Búlgara es la complejidad rítmica y la rapidez de los compases, al igual que ocurre en la música Macedonia de la cual ya hablamos en el Blog correspondiente. Ya nos ha quedado claro que los ritmos irregulares o asimétricos son muy comunes en los Balcanes, pero los búlgaros los han llegado a desarrollar de una forma tan sofisticada tanto en la música como en el baile, que muchas veces los llegan a deconstruir y jugar con ellos de tal forma que pueden llegar a parecer ritmos ternarios o binarios con un pequeño tropezón.  Algunas de las Danzas más comunes son: 

el Paidusko en 5/16

 

la Rachenitsa en 7/8 o en 7/16

 

la Kopanitsa en 11/16

 

el Krivo Horo en 13/16

 

también hay ritmos en 6/8 como el Horo de Tracia

 

Música de Bodas y celebraciones

En las ciudades es muy habitual contratar en los restaurantes a una banda para las celebraciones de eventos como bodas, bautizos, fiestas, comidas, cenas…  La formación que combina el folk con arreglos modernos, está compuesta habitualmente por acordeón, teclado, violín, guitarra eléctrica, clarinete, saxofón y batería. Mientras tanto los invitados comen y beben en grandes cantidades, y bailan tanto abuelos como niños pequeños danzas en círculo. Conforme avanza el evento la música y las músicas van volviéndose cada vez más rápidas.

Durante el comunismo estas formaciones se desarrollaron de una forma semi clandestina, en una época en la que el régimen controlaba por completo como debía ser la música, lo que dio más libertad a la hora de experimentar con otros instrumentos menos ortodoxos, y más permeabilidad a otras influencias y estilos de fuera como el rock y el jazz, o la música de los países limítrofes. En la región de Tracia, próxima a Turquía reinventaron la música local y se asumió la influencia musical del país vecino y de la música romaní con muchos menos complejos que en el resto del país en el que ese imponía la identidad búlgara eslava. De una ciudad cercana a la frontera Greco Turca llamada Kardzali surge el clarinetista súper virtuoso de proyección internacional Ivo Papasov, con familia rom de origen turco y cuyo nombre real es Ibrahim, pero tuvo que cambiarlo a Ibo en el polémico proceso de nacionalización forzosa de las minorías étnicas que hubo en el país a principios de los años 80. Comenzó con el Plovdiv Jazz Folk Ensemble, en el cual mezclaba la música tradicional búlgara con la música turca y gitana típicas de Tracia y el jazz. Posteriormente formó las banda Trakiya, y más adelante la Ivo Papasov Weding Band, famosa por tocar durante muchas horas seguidas en Bodas multitudinarias, y muy solicitada para los bolsillos más pudientes

 

Yuri Yunakov, gran saxofonista en el mismo estilo de música, y también de origen turco romaní, fue uno de los músicos que comenzó tocando con Ivo Papasov y que ha desarrollado posteriormente una carrera en solitario interesante. Se estableció en EEUU e introdujo este tipo de música allí. Como curiosidad decir que antes de consagrarse como músico fue boxeador profesional

 

Cine / Documentales

Terminamos el Blog con una recomendación sobre un documental muy interesante dirigido por la realizadora búlgara Adela Peeva llamado Whose Is this Song?. La cineasta viaja por Turquía, Grecia, Macedonia, Albania, Bosnia, Serbia y Bulgaria, tratando de encontrar una respuesta sobre el origen de la famosa canción llamada Uskudara en Turquía, pero también existente en cada uno de los otros países mencionados, con su correspondiente nombre.

El film ironiza con las pasiones y los nacionalismos de los Balcanes ya que en cada uno de los lugares visitados se afirma con mucho fervor que la canción es original del mismo y que todas las otras canciones de los países vecinos son meras copias. Para ello se llega a dar todo tipo de argumentos e historias elaboradas.

Según la nación, el tema es una canción de amor, un himno religioso, un himno revolucionario, una marcha militar…

Lo que inicialmente supone ser una investigación desenfadada se convierte en un estudio sociológico e histórico de sobe las relaciones de rivalidad y desconfianza y de amor y de odio entre los pueblos de los Balcanes

Entramos en Bulgaria, el último de los países de nuestro recorrido euroasiático que pertenecen íntegramente a Europa; limita al sur con Turquía y con Grecia a través de la región compartida de Tracia. En el este tiene costa en el Mar Negro que es interior, al cual se accede desde el mediterráneo por el estrecho del Bósforo en Estambul." data-share-imageurl="">

Estamos en redes ¿ nos sigues ?